Perfecto Cuadrado: “Veo en Pessoa al gran poeta épico de la Modernidad”

Perfecto Cuadrado, licenciado en Filología Románicda (U. Salamanca). Doctor en Filología Hispánica (U.I.B.). Profesor Catedrático de Filologías Gallega y Portuguesa (U.I.B.). Coordinador del “Centro de Estudos do Surrealismo” de la Fundação Cupertino de Miranda (Vila Nova de Famalicão, Portugal). Investigador, crítico y tradutor (Premio de traducción “Giovanni Pontiero” 2004 por El libro del desasosiego) y miembro del Comité Científico del Coloquio habla de Fernando Pessoa y de su recepción en España.

¿Cómo llegó a Fernando Pessoa?

Tras la lectura de muchos otros autores portugueses, sobre todo durante el tiempo en que, siendo estudiante, me dediqué, junto con el profesor, escritor y amigo João Palma-Ferreira, a organizar la biblioteca portuguesa de la Universidad de Salamanca. De todas formas, y en virtud de las leyes no escritas de lo que los surrealistas llamaban el ‘azar objetivo’, mi encuentro con Fernando Pessoa era, para mi mayor felicidad y desasosiego, inevitable.

¿Cree que Pessoa es un autor sufientemente estudiado en España?

Ningún autor, y menos los de la altura y la complejidad de Pessoa, es ni será nunca suficientemente estudiado. En términos relativos, sin embargo, puede decirse que en España contamos con una bibliografía pessoana importante y en muchos casos de obligada referencia tanto desde el punto de vista de los estudios académicos como desde los del ensayo o la crítica literaria.

¿Y en el mundo?

Desde los años 80, y al calor de las celebraciones del cincuentenario de la muerte de Pessoa y del centenario de su nacimiento, los estudios sobre Pessoa en todo el mundo se multiplicaron extraordinariamente, sobe todo en países como Brasil, EE.UU., España, Francia, Chequia o Italia, entre otros. Los multitudinarios congresos internacionales que entonces se realizaron, los que desde hace unos años se vienen celebrando auspiciados por la Casa Fernando Pessoa de Lisboa, y los muchos otros que por todo el mundo periódicamente recuerdan y se acercan a la obra de Pessoa, son un exponente bien visible del interés creciente y universal por esa obra.

¿Nos podría decir en cuatro trazos en qué consiste su singularidad?

Como alguna vez ya dije, veo en Pessoa al gran poeta épico de aquel proyecto revolucionario moderno o romántico formulado de manera imperativa y nueva a lo largo del siglo XVIII al que solemos denominar “Modernidad” . Una epopeya caótica –frente a la epopeya cósmica camoniana, por ejemplo- marcada por el juego entrelazado de paradojas, máscaras y fragmentos que apuntan a la destrucción en el sujeto de la armonía clásica de lectura, apropiación y traducción de la realidad. En cualquier caso, la única epopeya posible en y para un ‘tiempo sin alma’ (por usar la expresión de los expresionistas alemanes): tal vez porque, en palabras del propio Pessoa, os deuses estão mortos e o Destino é mudo.

Usted tradujo la el LdD al español, ¿qué destacaría de dicha obra?

Recordaré aquí las palabras de Richard Zenith en su presentación del Libro: “Propiamente hablando, Fernando Pessoa no existe. Quien esto dijo fue Álvaro de Campos, uno de los personajes inventados por Pessoa para que le ahorraran el esfuerzo y la incomodidad de vivir. Y para que le ahorraran el esfuerzo de organizar y publicar lo que de más rico hay en su prosa, Pessoa inventó el Libro del Desasosiego , que propiamente hablando nunca existió, y que no podrá existir nunca. [El Libro] no es un libro sino su subversión y negación , el libro en potencia, el libro en plena ruina, el libro-sueño, el libro-desesperación, el anti-libro, más allá de cualquier literatura. Lo que tenemos en estas páginas es el genio de Pessoa en su punto más alto”.

Y añadiré lo que yo mismo dije en las notas que figuran como apéndice a mi traducción:
“Cuando en 1982 aparecieron por primera vez las piezas del rompecabezas en forma de libro, los heraldos de la postmodernidad los saludaron alborozados como un libro anticipador, definidor y legitimador de su juguete sin sentido; hoy, cuando esos mismos heraldos entierran sin pudor y en la clandestinidad el estafermo que anunciaban, nos queda a los demás –la inmensa mayoría- el alborozo del desasosiego de esta obra inclasificable (para desasosiego de los menos)”.

Usted es catedrático en la Universidad de les Illes Balears, ¿percibe interés en la obra del poeta?

Indudablemente. La presencia de Pessoa en las islas es un hecho evidente tanto en el ámbito académico como –sobre todo y felizmente- fuera de él, y ha llegado incluso a impregnar algunas obras de creación de autores de las islas. Ejemplos de esa presencia: los artículos sobre Pessoa y las referencias pessoanas que vienen apareciendo desde hace más de tres décadas en los medios de comunicación de las Islas; las conferencias que sobre él aquí se han realizado por parte de reconocidos espcialistas como Ángel Crespo, António Quadros o Basilio Losada; el número creciente de alumnos que frecuentan el curso (optativo) sobre Pessoa del máster en Lenguas y Literaturas Modernas; el éxito de la exposición del pintor Juanma Pérez titulada “En Pessoa” que realizamos recientemente en Palma; Nicolau Dols y Gabriel Sampol realizaron la traducción catalana del Libro del Desasosiego para Quaderns Crema; el poeta menorquín Ponç Pons publicó un libro de poemas titulado Pessoanes (Premi Alfons el Magnànim de Poesia 2003), en línea con unos primeros poemas aparecidos en el homenaje colectivo que en 1987 dedicamos al autor de ‘Tabacaria’ (Pessoa-Homenatge / 1880-1935. Palma de Mallorca, Prensa Universitaria); Pessoa aparece en los interstícios de la novela negra Cartes que no lliguen de Sebastià Bennassar, etc.

¿Qué puede aportar un coloquio al estudio de la obra de Fernando Pessoa?

He asistido a muchas reuniones de personas interesadas por la vida y la obra –inquietantes ambas- de Fernando Pessoa, desde los lectores aquejados de aquella infinita curiosidad de que hablaba Breton hasta los investigadores académicos más rigurosos y profundos, y siempre han surgido en y desde ellos nuevas aportaciones, propuestas originales de interpretación, diálogos cruzados que después resultarían extaordinariamente productivos. Este coloquio, fruto como casi todos de la pasión y el entusiasmo tanto como del conocimiento, no será una excepción.

En último lugar, ¿Cómo ve el futuro de los estudios pessoanos a la luz de la actual coyuntura económica?

No sabría hacer un diágnostico basado en la relación entre la situación económica –diferente en cada país y sin perfiles o alcances cronológicos claros- y los estudios sobre Pessoa o sobre cualquier otro autor o tema objeto de nuesta avidez y nuestro deseo. Lo que sí sé es que el presente es firme y prometedor (tanto en trabajos de investigación como en ediciones y traducciones sobre y de Pessoa) y que el futuro, si el interés y la pasión se mantienen, sabrá encontrar nuevos caminos y nuevas formas de prolongar los ya existentes para la exploración de ese territorio siempre en movimiento y siempre fascinante que conforma la galaxia Pessoa.

La galaxia Pessoa según Perfecto Cuadrado

Diego Giménez
http://entrefragmentos.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: